el círculo de selbst

"Per molt que sapies es molt mes lo que ignores"

Mi foto
Nombre:

sábado, agosto 29, 2009

El final del verano

foto-montaje:Gilbert Garcin





Perderme.




O lo que es lo mismo,


concentrarme


en cualquier cosa


para salir de


la espiral mullida y gris


en que, al mínimo descuido,


se convierte mi cerebro.




Quedar atrapada


en otra historia


ficticia,


cuanto más mejor,


escrita a tinta


color sepia


y que huela a húmedo


y a antiguo,


cuanto más mejor.




Leer.

viernes, agosto 07, 2009

Me voy a la playa con este libro...


Camino a la libertad. Historia social del blues. Manolo López Poy. Bad Music Blues.
Precio 15 € (gastos envio incluidos) solicitalo enviando tu nombre, dirección y telefono de contacto a :

domingo, agosto 02, 2009

Blues, blues, blues...


No conservo el recuerdo claro de mi primer encuentro con el blues. Había escuchado a B.B.King colaborando en el Rattle and Hum de U2. Tenía un par de cintas recopilatorias que compré de oferta en El Corte Inglés, y por allí sonaban Katie Webster, Koko Taylor... Mi padre tenía música de The Rolling Stones, Ray Charles y Aretha Franklin en casa. También me gustaban y me gustan otras músicas: rock, pop, soul, gospel.... Y el blues se fue diluyendo en el espejismo de una vida cómoda aunque frágil.

Recuerdo perfectamente la segunda vez que me requirió el blues. O mejor, que yo fui hacia él como una sonámbula. A menudo intento rebatir el prejuicio de que el blues es siempre triste. Pero la verdad es que el día en que volví al blues algo me desgarraba por dentro. Por suerte las heridas acaban haciéndote más fuerte. Se van curando y ahora observo mis cicatrices, para recordar que es una época genial para seguir tocando blues con el bagaje de lo vivido y la gratitud por la gente y los buenos momentos que la música me ha dado.