Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2008
Imagen

Soham, Bernini y el poeta loco

Imagen
Bernini.

Una mañana, de ésas mis mañanas tontas, enganché un reportaje sobre Bernini en la tele.

Según el sr. Wiki Pedia (el tío es un crack; lo sabe todo) Gian Lorenzo Bernini, nacido en Nápoles en 1598 y fallecido en Roma en 1680, fue uno de los escultores, pintores y arquitectos más destacados del arte barroco.

El Rapto de Proserpina, realizado entre 1621 y 1622, fue encargado por Scipione Borghese y más tarde cedido al cardenal Ludovico Ludovisi quien lo conservó en su villa hasta que en 1908 el estado italiano lo adquirió y lo devolvió a la Galleria Borghese. Se trata de una gran estatua de mármol perteneciente a un grupo escultórico mayor, que representa a Proserpina en el momento que es raptada por Plutón.

Perséfone (Proserpina para los antiguos romanos, en su incansable empeño de cambiarle los nombres a los dioses griegos de los que se apropiaron por pura vagancia de crear unos nuevos, seguro) era hija del mismísimo Zeus y de la hermana de éste, la diosa de la fertilidad, Deméter,…

Soham, Bernini y el poeta loco

Soham. Si alguien se dedicara a escuchar todas las conversaciones que se producen en los bares seguro que la mitad de los tertulianos estaría encerrada en un psiquiátrico y la otra mitad en prisión preventiva, sin necesidad de sumergir a tres tipos que ven el futuro en una bañera gigante como en la peli aquella del Tom Cruise. Aquéllos que se libraran del encierro podrían publicar sus ideas en tratados filosóficos sobre la vida, la muerte y ...el arte. En una de esas noches en las que te enfrascas en una charla que te dispara por la galaxia hasta perder de vista a qué bar habías ido a parar, Soham y yo tuvimos la suerte de que nadie nos escuchara. Con Soham este tipo de viajes por la galaxia son frecuentes y, siempre, gratificantes; algunos catárticos y todos necesarios. Esa noche hablamos mucho de arte, también del de los museos pero sobre todo del nuestro. Soham me contó cómo en un época de su vida pintó, a trazo diario durante meses, un cuadro que nunca nadie ha visto. Cada día al ll…