me desperté llorando porque se llevaban mis cajas vacías


Dicen que todo es maravillosamente interpretable.
Pero a menudo preferiría no entender nada.
De nada.

Comentarios

Pau ha dicho que…
A veces a mi me pasa lo mismo. Me gustaría tener la capacidad de abstraerme, de no tener capacidad siquiera para entender, pero me cuesta mucho. Tanto me cuesta que siempre he de buscar razones de las cosas, aunque alguna vez éstas ni existan. El no tener una interpretación -maravillosa o no- me produce más angustia que la peor de ellas...
Stella Blue ha dicho que…
lo bueno de interpretar es que es sólo una versión de la realidad. Si partimos de la base de que nada es real, que somos parte de un flujo que va y viene sin materializarse, si nos vemos parte del todo, entonces no habrá cajas vacías.
bonitas tus palabras, por cierto.
Anónimo ha dicho que…
jo tinc una cosa que t'omplirà una d'aquestes capsetes!! :)
un peto molt fort de la sister peque...que ja et trobo a flatar!!!
Jordi ha dicho que…
Por fin me haces caso: lo mejor es no entender nunca nada

Entradas populares de este blog

FILOSOFÍA COTIDIANA II: Filosofía de la sorpresa

Selbst

De caminos y libros