el círculo de selbst

"Per molt que sapies es molt mes lo que ignores"

Mi foto
Nombre:

miércoles, mayo 23, 2007

Mi pared blanca


Los cojines en negro-negativo contra el blanco-positivo.



Sentada en el sofá miro hacia adelante. En mi pared blanca hago y deshago, dibujo, construyo, borro, destrozo, duermo, cuelgo, sueño.

Todas las posibilidades están ahí, justo delante. Las adivino. Mejor, me las invento. No hay nada. Pero está todo.



Para que no me absorba el blanco, apoyo en ella cuadros que rompan mi reflejo.



La diosa hindú mira hacia el negativo donde estoy yo sentada. Duelo de colores absolutos. Blanco contra negro. Desde la esquina los ojos almendrados y azules de un gato de madera contemplan el desafío.



Y en la pared de al lado, blanca, está el deseo. Fue un regalo aunque siento que esa imagen siempre fue mía. No la interpreto, no quiero entenderla; tan sólo me embelesa, y me dejo. Como ella en los brazos de él.

Un beso.

Una sola palabra abarca besos que deberían llamarse de otra manera.



El beso por pares prudente y silencioso a un conocido.



El beso único, sincero y directo a un amigo.



Los besos repetidos a los que más quieres.



El que ni siquiera roza los labios a quien se lo das por compromiso.



El beso en el que te pierdes, que hace que olvides cuáles son tus labios, tu boca; el que desdibuja los cuerpos.


Ese beso.