Entre el 34 y el 36, el 19

En esta ciudad cosmopolita y ultramoderna que es Barcelona, parece que aún queda un rincón para mí.
Muy cerca del barrio donde nací, a pocos minutos andando de la Sagrada Familia (muchos ya sabéis lo que significa para mí...), estoy a punto de cruzar el umbral de una nueva casa. Una nueva casa no siempre representa un nuevo hogar. Pero el destino está siendo generoso conmigo. Tanto que me cuesta de creer.
Entre la tienda de cafés, fundada en 1934, y la tienda de ropa, fundada en 1936, se encuentra mi portal, en el número 19 de una bonita calle peatonal del barrio del Clot. Por las grietas del edificio donde vivo se cuela el aliento de la historia de una ciudad que la modernidad se empeña en enterrar. El paso del tiempo deja señales que nos recuerdan que nada permanece. Los años se encargaron de deslustrar el brillo del mármol que recubre la escalera. Y a cada piso que subo las paredes me susurran que no hay ni un minuto que perder. Sólo hay una cosa que no se puede dejar para más tarde, y es vivir.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Iep!!!! quina il·lusió transmet el teu nou post, quines ganes d'estrenar allò que ja ha estat estrenat però que per un mateix és com si fos el més nou....
Felicitats per l'adquisició, ja tinc ganes de veure-laaaa!

La sister jr.
Anónimo ha dicho que…
Ay pero

Pero el día de mañana






























Siempre es mañana.

No te des-pegues nunca de tu alegría

Haceis un juego perfecto de armonía.

Sisterdelmedio.

Siempre puede cambiar
Se puede volver
Se puede probar.
Jordi ha dicho que…
Ahora que somos ultravecinos, descubrirás que todas las cosas extrañas que escribo sobre el Clot son reales, que no me las invento. Es posible, por ejemplo, que hayas descubierto el descomunal pollo putrefacto que exhiben en la tienda de comestibles que hay en la calle Rogent, subiendo a mano derecha, entre Valencia y Mallorca. Es la tienda esa que también venden mandarinas vintage.
Anónimo ha dicho que…
¡Mandarinas vintage!

TeechodemenosSister...

PianoBestia
PianoLluvia
PianoTriste

...

Entradas populares de este blog

FILOSOFÍA COTIDIANA II: Filosofía de la sorpresa

Selbst

De caminos y libros