El mejor momento del día


El gran Eduard Punset nos propone un juego de pistas para hacer nuestro "viaje a la felicidad". Voy a citar aquí sólo la pista número 1. El resto de pistas podéis encontrarlas en su libro(*): ¡leedlo! No querría llegar a mi feliz destino y disfrutarlo yo sola, sería muy egoísta por mi parte y me supongo que habrá felicidad para todos...
PISTA NÚMERO 1
"La felicidad está escondida en la sala de espera de la felicidad"
Explica Punset que "en el hipotálamo de su cerebro (refiriéndose al de su perra Pastora) y en el de los humanos está lo que los científicos llaman el circuito de la búsqueda. Este circuito, que alerta los resortes de placer y de felicidad, sólo se enciende durante la búsqueda(...) y no durante el propio acto(...). En la búsqueda, en la expectativa, radica la mayor parte de la felicidad".
Una noche más decido dejar vacante mi parte de sofá y acercarme a tocar en el club. Bajo sin prisa el Paseo de Gracia muy atenta para ver si tengo la suerte de cruzarme con alguno de sus famosos fantasmas. Respiro hondo el aire sereno y nocturno de Barcelona. Es un gusto acabar el día escuchando y tocando blues, sintiendo que, aunque no entiendo muy bien por qué, formo parte de él. Y es un gusto casi mayor este paseo obligado con parada de avituallamiento en la eme mágica. Un gesto inconsciente me hace traspasar los arcos apuntados de la letra luminosa y dorada.
-"Una hamburguesa con queso, por favor". "No, nada más".
Retomo mi consciencia volviendo al paseo de los fantasmas. De camino pienso... éste es el mejor momento del día.
Si exitiera una máquina que molecularmente materializara fórmulas matemáticas, seguro que al introducir los datos de la ecuación Felicidad= E(M+B+P)/R+C aparecería tras la compuerta, envuelta en una nube de humo, mi hamburguesa de antes de la jamm.
(*) EDUARDO PUNSET; El viaje a la felicidad. Las nuevas claves científicas.

Comentarios

La Nueva ha dicho que…
Me ha gustado mucho darme cuenta de algo que ya sabía peo que había olvidado: la felicidad está en la búsqueda.
Intentaré no volver a olvidarlo.
miriam ha dicho que…
Ya te lo iré recordando... entre cervecita y cervecita. Esos momentos en el bar también se aproximan mucho a la felicidad. Sobre todo contigo. Gracias por hacerte ver y leer!
Jordi ha dicho que…
No tiene mucho que ver, pero yo me río mucho viendo los programas de TV del señor Punset cuando dice:
"Es curiossssso..."

Ah, y a los fantasmas no se les busca, se te aparecen. Pero hay que fijarse.
Reich ha dicho que…
Doy fe de que está en la búsqueda, claro que sí!!!

Un besazo.
Cabeza Mechero ha dicho que…
Yo también coincido con el señor Punset en lo de que la felicidad está en la búsqueda; además me has recordado que dejé ese libro sin acabar, igual lo retomo esta misma noche, pues al final el "loco" del Eduard me azuzará a la buena de Pastora como no lo termine...
Elvira ha dicho que…
A veces creoq ue tengo que esforzarme más, otras creo que estoy siendo egoista. No debo olvidar buscar.

Un beso
miriam ha dicho que…
Sí, sí, sí... la felicidad, la búsquda, bla bla bla...
Pero...y las hamburguesas???!!!
¿Nadie dice nada de las hamburguesas?!
Dani ha dicho que…
brutales

Entradas populares de este blog

FILOSOFÍA COTIDIANA II: Filosofía de la sorpresa

Selbst

De caminos y libros