Receta de la paella marinera

Se llama a la Nueva. Ella provee de gambas, escamarlanes, sepia, mejillones y almejas. Antes del amanecer la Nueva limpia el pescado que se reserva hasta la vuelta de la playa. Una vez limpios pescado, Nueva, jefe de cocina y cocinera oficial, se pasan por el aceite caliente las gambas y los escamarlanes. Se retiran y en el mismo aceite se hace un sofrito de pimiento rojo, cebolla y tomate. Cuando el sofrito está listo se añade azafrán, un ajo picado, perejil y el arroz. Justo entonces la Nueva recuerda que hemos olvidado poner la sepia pero lo arreglamos haciéndola a la plancha (la sepia, no a la Nueva) y aquí no ha pasado nada. Mientras se sofríe un poco el arroz, se ponen en una olla los mejillones y las almejas para que se abran. Después se echa el agua al arroz junto al líquido que sueltan los mejillones y las almejas, y la sal. Se deja a fuego medio unos veinte minutos. A los quince minutos de cocción se añade el pescado, comunmente conocido como los bichos. Se mete en el horno unos cinco minutos más. Elaboración y resultados son supervisados por el jefe, que da su visto bueno.
Como segundo plato se aconseja la sepia, que una vez hecha a la plancha se queda olvidada sobre el fogón.

Comentarios

Jordi ha dicho que…
Siempre se ha dicho que, así como el pulpo es indigesto, la sepia es olvidadiza. Para completar el post aportaré una rica anécdota personal: Desde que puedo recordar, el día de Navidad mi madre prepara una ensalada para comer entre la escudella y el pavo ("per fer baixar una mica", dice). Invariablemente, la ensalada queda olvidada en la cocina. Sospecho que, en realidad, a mi madre no le gusta la ensalada.
Jordi ha dicho que…
Y utilizando el lema de este blog, puedo decir: "Per molt que sèpies, es molt més lo que ignores".
la Nueva ha dicho que…
Pon la foto de la paella!!!

Entradas populares de este blog

FILOSOFÍA COTIDIANA II: Filosofía de la sorpresa

Selbst

De caminos y libros